Etiquetado en las publicaciones ‘viajar con bebés’

Viajar con un bebé es asumir que él se convierte en el protagonista de las vacaciones y del equipaje, mientras nosotros pasamos a un segundo plano. Desde la ropa a la alimentación o los juguetes, debemos contemplar todo lo que le puede hacer falta a nuestro hijo cuando estemos fuera de casa. Por eso, os aconsejamos un kit de lactancia y alimentación básico, para cuando viajéis con vuestros bebés.

Como punto de partida y dado que se trata de un kit de lactancia y alimentación básico para viajar con el bebé, hemos hecho un esfuerzo para distinguir lo imprescindible de lo que no lo es (al fin y al cabo hay muchas cosas que podremos comprar en el lugar de destino) y también un esfuerzo por fijarnos en la edad del bebé y en lo largo que vaya a ser el viaje. En cualquier caso, el kit que te proponemos es lo equilibrado posible e idóneo para viajar o irse de vacaciones tanto a la playa como a la montaña.

Si tu bebé es aún menor de seis meses y habéis optado por la lactancia materna, se simplifica todo bastante (aunque también puedes necesitar un sacaleches); pero si toma lactancia mixta o lactancia artificial y ya ha comenzado con la alimentación complementaria tendréis que llevar varias cosas. ¡Allá vamos!

1) Biberones: para la leche y también para el agua. Podéis valorar si necesitáis un calienta biberones o un portalíquidos  o si podréis prepararlos en algún establecimiento, en el medio de transporte en el que viajéis o en el lugar que tengáis de alojamiento. en cualquier caso, lo mejor es optar siempre por un biberón anticólicos. Los Bebe Due Medic son una buena opción porque su exclusivo sistema de anticólicos evita que el aire se mezcle con el alimento y su cánula incorpora un práctico sensor de temperatura, pasando de color morado a rosa si el líquido supera los 37 grados. El flujo continuo facilita que el líquido salga al ritmo que el bebé necesita, sin tener que hacer esfuerzos antinaturales.

Biberón Bebe Due Medic anticólicos con 160 ml de capacidad FUENTE: chupetitos.com

Biberón Bebe Due Medic anticólicos con 160 ml de capacidad
FUENTE: chupetitos.com

2) Leche en polvo, tarritos, cereales, agua y otros alimentos: al menos, la cantidad suficiente para el viaje de ida y el primer día, luego los podéis ir comprando en el lugar de destino. Si vuestro bebé ya come sólidos, podéis llevar algunas galletas o alguna pieza de fruta.

3) Termo para conservar la comida caliente. También es muy útil llevar una pequeña nevera o bolsa isotérmica para mantener los alimentos en buen estado. Los termos de comida de Skip Hop son uno de los más prácticos porque, aparte de tener  unos dibujos y un colorido llamativo para los niños, son uno de los recipiente de acero inoxidable que mejor mantienen calientes o frías las comidas infantiles durante horas. Además, incluyen una cuchara-tenedor y una capacidad de 325 mililitros.

El termo de comida búho de Ski Hop es de acero inoxidable y mantiene calientes o frías las comidas infantiles FUENTE: chupetitos.com

El termo de comida búho de Skip Hop es de acero inoxidable y mantiene calientes o frías las comidas infantiles
FUENTE: chupetitos.com

4) Baberos: al menos un par de ellos, que podrás ir lavando a mano si se ensucian mucho.

5) Platos y cubiertos de plástico, para tomar las papillas. Las cucharas de silicona son ideales para las primeras tomas (en caso de que el bebé sea aún pequeño) porque no dañan sus encías. Y si tienen mangos ergonómicos de fácil sujeción, mejor qué mejor. Si el bebé ya es más mayor puedes optar también por los set de tenedor y cuchara Zootensils de Skip Hop, que ya están realizados en acero inoxidable, y son los mejores aliados para una comida divertida, gracias a su empuñadura suave para un agarre fácil.

Set de tenedor y cuchara Zootensils modelo búho de Skip Hop, el mejor aliado para viajar y hacer comidas divertidas FUENTE: chupetitos.com

Set de tenedor y cuchara Zootensils modelo búho de Skip Hop, el mejor aliado para viajar y hacer comidas divertidas
FUENTE: chupetitos.com

De todas formas, no estará de más que llevéis algún estropajo para limpiar las piezas de la vajilla y un esterilizador de biberones portátil.

Viajar en avión con los bebés durante estos días es habitual y my divertido. Pero también necesitamos estar pendientes de ciertas cuestiones prácticas como documentos, accesorios para que se entretengan en el viaje, comidas, etc. Para los que viajáis en avión por primera vez con un bebé, seguro que vuestras preocupaciones y preguntas se multiplican: qué chupetes llevar, cuántos pañales, qué cantidad de mudas de ropa, si subimos el carrito al avión o lo facturamos y mucho más. Para que tengáis todo más controlado, os vamos a dar algún que otro consejo al respecto.

Los adultos que viajen con un bebé tendrán prioridad a la hora de realizar el check in FUENTE: pixabay.com

Los adultos que viajen con un bebé tendrán prioridad a la hora de realizar el check in
FUENTE: pixabay.com

Un primer punto importantísimo es que los adultos que viajen con un bebé tendrán prioridad a la hora de realizar el check in y también cuando se vaya a embarcar. No obstante, en algunos aeropuertos como Roma Fiumicino no es así y deberás hacer la cola con los demás. En vuelos internacionales se puede llevar cochecito o un asiento de auto más otro bulto por bebé. El total de ambos artículos no debe exceder los 23 kilos ni sobrepasar los 157 centímetros lineales. No será necesario facturar el cochecito con las maletas,se puede hacer en el momento de subir al avión.

Cuando se ha subido al avión los pasajeros que tienen bebés pueden ser acomodados en los primeros asientos de la cabina, cerca de la mampara, esto se haca para que se pueda colocar una cuna. Algo que contemplan algunas compañías, eso sí, previa necesaria reserva. Hay que tener en cuenta que la cuna es para bebés de menos de 10 kilos de peso y que, volvemos a repetir, esto podrá depender de cada línea aérea.

Son muchas las aerolíneas que tienen un cambiador y diferentes elementos de higiene como pañitos húmedos. Si quieres llevar tus propios elementos para limpiar y cuidar a tu bebé recuerda que no se pueden subir al avión envases de más de 100 mililitros.

Respecto a los alimentos que podemos llevar o no, vale la pena aclararos que son muchas las aerolíneas que dejan llevar los alimentos para el bebé, incluso dejan llevar leche en el envase original. Dependiendo de la duración del vuelo también se pueden pedir caldos dulces, salados y distintas papillas. En el caso de que necesites calentar algún alimento la mayoría de los aviones cuentan con microondas y el personal de abordo te lo puede hacer inmediatamente.

En lo que se refiere a la documentación que necesitaréis llevar sobre los bebés para acceder al avión recordaros que si el viaje es por España o por los países de la Unión Europea solo será necesario presentar el Libro de Familia. Existen países donde se necesitará el DNI o el pasaporte.

Recuerda darle el chupete al bebé durante el despegue y aterrizaje del avión, para evitar la presión en sus oídos FUENTE: chupetitos.com

Recuerda darle el chupete al bebé durante el despegue y aterrizaje del avión, para evitar la presión en sus oídos
FUENTE: chupetitos.com

Una vez estéis subidos en el avión te entregan un mini chaleco salvavidas y un cinturón extra para el bebé. Al terminar la explicación de seguridad uno de los asistentes te enseña como colocar el cinturón que no es más que una extensión del cinturón de seguridad que lleva el adulto.

Es importante que el bebé se hidrate antes o durante el vuelo. Intenta controlar las tomas diarias para que beba su biberón en esos momentos, ya sea antes o después. Si no está muerto de hambre es ideal hacerlo en dosis distintas antes y durante el vuelo. Llevar encima alguna crema hidratante para la piel también os irá bien. Asimismo, es muy importante darle el chupete al bebé durante el despegue y aterrizaje para evitar la presión en sus oídos. Así que no te olvides de él y si tienes un chupete personalizado mucho mejor por si acaso viaja algún bebé más en el avión.

Seguro que muchos de vosotros saldréis de vacaciones ahora en los meses de agosto y septiembre con vuestro bebé y viajaréis en coche. No hace falta que os diga que que cuando se viaja con bebés hay que tener en cuenta una serie de recomendaciones. Sobre todo, que el peque vaya a gusto, cómodo y tranquilo. Así, todo irá como la seda y el viaje se hará muy llevadero.

El bebé, cuando viaja en coche necesita tenerlo todo preparado FUENTE: flickr.com

El bebé, cuando viaja en coche necesita tenerlo todo preparado
FUENTE: flickr.com

El bebé, igual que nosotros, cuando sale de vacaciones necesita tenerlo todo preparado, para que las múltiples horas que él, y sobre todo la madre, van a estar en el coche no se conviertan en un calvario. De la experiencia se aprende, así que voy a intentar daros algunos consejos para que el viaje con el bebé sea como un paseo por el campo.

Yo ya me los he aprendido, espero que hagáis lo mismo para llevarlo todo en la cabeza y que no se os olvide nada. Aquí van:

1.- Parad cada poco tiempo: Es recomendable hacer paradas con el coche cada, al menos, dos horas. Hacedlo en un lugar en el que haya sombra y ausencia de peligros. También es recomendable que el niño “estire las piernas”, coma y beba algo, y tenga un cambio de pañal. No le digáis que no a los juegos. Es conveniente que se distraiga y entretenga en la parada.

2.- Cuidado con el calor: Sobre todo ahora en verano, el efecto del sol puede ser mortal. Para evitarlo en la medida de lo posible es aconsejable poner parasoles en las ventanillas (cumpliendo la legalidad, claro), encender el aire acondicionado y ponerle ropa que sea lo suficientemente fresca como para que no tenga una insolación. Una regla de oro: No dejéis nunca solo dentro del coche al bebé. Es extremadamente peligroso.

3.- La silla de viaje, imprescindible: Cuando los niños viajan, no pueden hacerlo sentados tal cual en el sillón. Tendréis que comprar y colocar un asiento adaptado a su peso y altura, atándolo bien para que vaya seguro. Personalmente, os aconsejo que un adulto se siente junto a él para atender las necesidades que pueda tener.

4.- Entretenedlo: Vale, ya sabemos que una de las cosas que más suelen hacer los niños es dormir. Sin embargo, es muy posible que durante el trayecto se aburra y empiece a llorar. Podéis ponerle música (canciones infantiles, a ser posible), darle juguetes y echarle una mano para que se entretenga.

5.- Finalmente, no olvidéis todos los materiales imprescindibles durante el viaje: pañales, toallitas, mudas y prendas nuevas, mantas, biberones (muy recomendables los de agua), baberos, comida y cubiertos de plástico. Yo os recomendaría, en cuanto a biberones, el biberón Sensoline de cuello ancho de Bibi, de la colección I Love Mamá. Lo podéis adquirir en Chupetitos. Es un biberón que tiene una tapa con función antigoteo para un transporte seguro y una rosca con agarre extra para facilitar su apertura y cierre.

Biberón Sensoline de Bibi para viajar con el bebé en el coche FUENTE: chupetitos.com

Biberón Sensoline de Bibi para viajar con el bebé en el coche
FUENTE: chupetitos.com

Es cierto que la lista de accesorios puede ser larga, aunque ya os aviso de que podéis ampliarla incluyendo todo aquello que os haga falta.

Cuando llevamos a un bebé en el coche es necesario tomar todo tipo de medidas para que no le pase nada. Recordad que los niños son mucho más débiles que los adultos, por lo que deben estar atendidos en todo momento.er

Maxi Bolso- Skiphop Bento adaptado al cochecito ChupetitosParecía que nunca iban a llegar y ya están aquí las deseadas vacaciones. Muchos ya estáis a punto de iniciarlas y otros tendréis que esperar un poco más pero, en cualquier caso, todos estáis pensando ya cómo disfrutar en familia y qué llevar en el equipaje para los niños y los bebés.

Viajar con niños no tiene por qué ser una preocupación si hemos planificado bien el viaje. Tampoco significa llevarnos detrás muchas cosas que luego no vamos a necesitar. Esta semana, os damos las pistas y os aconsejamos sobre las cosas que nunca os deben faltar para los más pequeños, tanto si vais a viajar en coche como si lo hacéis en tren o en avión.

En primer lugar, viene bien llevar dos mudas más de lo que dura el viaje, por si surge algún imprevisto. Tampoco os puede faltar un bolso donde guardar los pañales, las toallitas, el gel, el champú, las cremas, los pañuelos y las colonias de vuestros hijos.

Maxi Bolso Skiphop Bento verde oliva chupetitos

Maxi Bolso Skiphop Bento color verde oliva

El Maxi Bolso de Pañales SkipHop Bento es ideal para estos casos porque ocupa poco (sólo mide 43 centímetros de ancho) y dispone de cinco bolsillos interiores y dos bolsillos laterales para poder meter, además, botellas y biberones grandes. Lo mejor de todo es que el Maxi Bolso SkipHop Bento se adapta a cualquier cochecito y se puede llevar también como mochila o sobre el hombro, por si decidís salir a dar un paseo sin coger el carrito. Y si llega la hora de comer, no hay problema porque este bolso incluye un set de fiambreras de ocho piezas con envases Clix y un pack de congelador que  encajan perfectamente en su compartimento isotérmico.

Otra de las cosas que no os puede faltar son los accesorios para la alimentación del bebé: un par de biberones, un extractor de leche, dos chupetes, cuatro baberos, unos cubiertos y un termo de acero apropiados para su edad serán más que suficientes para pasar las vacaciones.

Termo Suave para líquidos 0,5 L Chupetitos

Termo Suave para líquidos 0,5 L

Si viajáis con un bebé, no os perdáis el Termo Suave de Miniland Baby, con capacidad de medio litro y con un nuevo exterior azul gomoso más cálido al tacto. Todo el interior y el tapón que lo cierra son de acero inoxidable resistente y muy fácil de limpiar. Mantiene la temperatura de los líquidos durante mucho tiempo y los aísla, gracias a su sistema de cierre “clic on – clic off” de máxima precisión.

Si, por el contrario, viajáis con un niño que ya come papillas, la solución la tenéis con el Termo de Comida, también de Miniland Baby, y con capacidad de 600 mililitros. Es de acero inoxidable, muy ligero, tiene doble tapa de cierre para mantener la comida calentita e incluye una funda de neopreno incrementa el tiempo de conservación y hace fácil su transporte.

Extractor de-leche Express de Nûby Chupetitos

Extractor de-leche Express de Nûby

Para todas las mamás que no queréis renunciar a alimentar a vuestro hijo con leche materna, os vendrá bien llevaros de viaje un extractor de leche que os permita movilidad y os proporcione comodidad mientras estéis fuera. El extractor de leche Express de Nûby os dará ese alivio instantáneo que necesitáis porque está diseñado para para extraer leche en un instante, de manera fácil y discreta, mientras estáis fuera de casa. Si, además, queréis conservar la leche para vuestro bebé en perfecto estado, los recipientes de conservación SoftFlex de Nûby son los más higiénicos y los que mejor conservan la leche materna. Sus tapas de silicona permiten conservar directamente en el biberón la leche extraída y, a continuación, guardarla en la nevera o el congelador, para usarla cuando la necesitéis.

 

Por último, si os vais a un hotel o a otro lugar donde no disponen de cuna, acordaos de la cuna de viaje. Y, por aquello de que viajamos con niños y bebés, no os olvidéis tampoco de un pequeño botiquín con gasas, algodón, tiritas, termómetro, suero fisiológico, antitérmicos, protector solar y algún producto para las picaduras de insectos.

¿A que nunca ha sido tan fácil salir de vacaciones con los niños como ahora? En Chupetitos queremos que la estancia de pequeños y mayores fuera de casa sea lo más cómoda posible y que seleccionar lo imprescindible para viajar no sea para vosotros un engorro. Y si, aún así, tenéis alguna duda, os ayudaremos siempre que queráis.

 Felices vacaciones a todos y feliz viaje.